Si tú fueras

 

Si fueras rosa cortada por la mañana

Yo sería el roció que calmara tu sed y tus ansias

Para que nunca pierdas la frescura y ternura

De tu dulce corazón.

 

Si tus ojos fueran estrellas,

Yo sería el sol y luna,

Que acompañaría, al brillo de tu mirada,

Por el día y las noches frías.

 

Si fueras marea baja;

 En el mar de mis sueños,

Yo sería arena blanca en la orilla,

 Esperando a tu regreso.

 

Si tu fueras brisa del norte

Que acaricia los paisajes de la vida,

Yo sería montaña,

Que alienta tu paso al sur.

 

Si tu fueras el tiempo,

Yo sería reloj de arena,

Tratando de que no escapes,

Y te diluyas en mis manos.

 

Si tú fueras un sueño al amanecer,

Volvería a dormir una vez más,

Para soñar contigo por siempre,

Para no perderte jamás.

Jorge Ortiz Zurita © La Casa del Poeta 2005.