Lo que haría por ti.

 

Bajaría la luna,

Para que te sirviera de espejo,

Miraras en el tus ojos verdes,

Y bañaras tu silueta con su reflejo.

 

Traería el viento a tu puerta,

Para que acaricie tus cabellos

Te despierte en las mañanas,

Y juegue con tus manos.

 

Pondría el mar en tu piel,

Para que se mezcle con tu sonrisa,

Y cada grano de arena,

Te recuerde uno de mis besos sin prisa.

 

Dejaría que volaras tan alto como las nubes,

Y yo sería la brisa que te impulsara

A llegar cada día más alto,

A llegar al infinito.

 

Pondría una estrella en tu corazón,

Para que ilumine tus pasos,

Para que nunca te sientas sola,

Para que nunca tengas miedo.

 

Subiría al cielo,

Y lo tiznaría color esmeralda,

Para que compita con tus ojos,

Para que ilumine tus cabellos.

 

Empujaría el sol a tu regazo,

Para que nunca tengas frío,

Para que no sientas melancolía,

Para que recuerdes mis abrazos,

 

Pintaría tu vida con rosas,

Tiernas y bellas como tú,

Nunca dejaría que se marchiten,

Gracias al rocío de tu alma valerosa.

 

Detendría el tiempo para ti,

Para decirte eternamente,

Que siempre podrás contar,

Conmigo incondicionalmente.

 

Iría hasta el infinito,

Mil veces, y otras mil más,

Por tan solo una mirada de tus ojos verdes,

Por tan solo una sonrisa más.

 

 

© Jorge Ortiz Zurita 2005