Amanecer

 

 
   

Amanece tan de prisa,

cuando te tengo a mi lado,

la noche no dura ni un segundo,

y quisiera mas de ti.

 

La luz de tu bata blanca,

llega a mis ojos por mi ventana,

solo veo tus manos,

solo veo tu alma.

 

Amanecer cálido entre tus brazos,

Amanecer de fuego entre tus labios,

Amanecer cansado en tu cuerpo,

Amanecer tan dulce en tu boca.

 

El aire de cada mañana,

son tus palabras tiernas en mis oídos,

es el olor de tu perfume,

es el sabor de tu voz.

 

Cada vez que despierto

 y te miro junto a mí,

cierro los ojos otra vez,

creo que estoy soñando al sentirte tan cerca de mí.

 

Doy gracias a la vida,

por permitirme despertar contigo,

por ser el dueño de tu ser

por poder tocarte otra vez.

 

Jorge Ortiz Zurita (c) La Casa del Poeta 2005